Enfermedades

¿En que casos se recomienda la homeopatía?

La homeopatía puede ser de gran ayuda a la hora de tratar enfermedades agudas y crónicas.

Procesos agudos como diferentes tipos de infecciones agudas, trastornos causados por un accidente, estados de fatiga, debilidad del sistema inmunológico…

Enfermedades crónicas, por ejemplo enfermedades del sistema atópico como asma, fiebre del heno, dermatitis atópica, enfermedades gastrointestinales, enfermedades del aparato muscular y óseo, dolores de menstruación, trastornos hormonales…

En el caso de enfermedades agudas debe producirse rápidamente una mejoría. En el caso de enfermedades crónicas la duración del tratamiento dependerá de la gravedad y de la duración de la enfermedad misma. En algunos casos el tratamiento no busca tanto la curación si no más bien aliviar los síntomas.