Ninos

¿Por qué está indicada la homeopatía para los niños?

La homeopatía ha dado muy buenos resultados en la pericultura y pediatría. Es muy satisfactorio ver como se puede ayudar a los pequeños procurádoles alivio contra molestias y dolencias de carácter muy diferente: desde las provocadas por infecciones agudas (por ejemplo de las vías respiratorias) hasta aquellas que se deben a enfermedades funcionales de difícil tratamiento como la fiebre del heno o la infección de vejiga recurrente. La homeopatía también les ayuda a recuperar el equilibrio anímico durante los periodos de crisis emocional por los que tienen que pasar, por ejemplo cuando nace un hermano o cuando los padres se separan. Un remedio homeopático puede resultar también muy efectivo en casos de retrasos del desarrollo, dando un pequeño empujón en la dirección adecuada u ofrecer apoyo integral cuando nos encontramos ante trastornos del desarrollo.